Comparar listados

10 consejos para ahorrar calefacción en casa

10 consejos para ahorrar calefacción en casa

Ya metidos en pleno invierno, con las subidas del precio del gas que nos afectan a todos y teniendo en cuenta que el 47% del consumo de un hogar se invierte en calefacción, parece casi inevitable la subida del gasto en todos los hogares.

Y como la calefacción es un recurso tan necesario como costoso, hemos preparado para ti estos 10 consejos que te harán ahorrar en calefacción en casa, así como las principales diferencias que existen entre los distintos modelos de calefacción disponibles en el mercado.

El precio final que paga el usuario, depende de muchos factores como el tipo y ubicación de la vivienda y, sobre todo, el modelo de calefacción utilizado.

De hecho, esta es una de las variables más determinantes a la hora de pagar la factura. A continuación, te contamos las ventajas e inconvenientes de los 3 principales modelos de calefacción existentes en España.

Calefacción de gas

Es el tipo de calefacción más utilizada en España. Más de un 35% de los hogares la utilizan.

La ventaja es que es un suministro muy seguro y práctico, pero requiere de disponibilidad de acceso a gas natural en todo momento.

La instalación de gas natural tiene un precio medio, siendo más cara que la calefacción eléctrica, aunque también es más rentable porque tiene un consumo menor.

El precio depende normalmente del tipo de caldera y de la elección entre radiadores o suelo radiante.

Es difícil predecir el precio del gas desde hace meses, pues es una variable que depende en gran medida de la evolución de la guerra entre Ucrania y Rusia.

Para ahorrar con este tipo de calefacción, lo más útil es considerar la instalación, en caso de que no se disponga, de una caldera de condensación. Cuentan con un sistema de recuperación de la energía que se encuentra en la condensación de los humos generados en la combustión, lo que supone un ahorro de gas de un 30% respecto a modelos con tecnologías anteriores.

Bombas de calor

Dentro de las bombas de calor, existen 2 modelos:

  • Aerotermia: Su funcionamiento se basa en la extracción del calor del aire mediante un refrigerante que se convierte en gas en la bomba de calor.
  • Geotermia: Que lo hace desde el calor de la tierra.

Ambas instalaciones suponen una inversión inicial más alta en comparación con el gas, aunque a largo plazo son más rentables, ya que consumen mucho menos.

Se necesita un espacio suficiente para poder instalar la bomba de calor.

Pese a las complejidades iniciales, la tendencia a decidirse por estos tipos de modelos es creciente. Ya hay más de cuatro millones de bombas de calor instaladas en España.

Para tratar de ahorrar en la factura final con este tipo de calefacción, es importante mantener la bomba de calor siempre encendida. La energía que consumen los encendidos y apagados no compensa el tiempo que esté apagada. Conviene también reducir la temperatura cuando no sea necesario.

Ahorrar calefacción

Calefacción eléctrica

Es la más barata a la hora de su instalación, pero la menos eficiente en su uso.

Conviene emplearla, por ejemplo, en segundas residencias para el verano o zonas en las que el uso de la calefacción no suponga un gasto elevado.

Su funcionamiento se basa en circuitos eléctricos en los que se colocan resistencias que se calientan al paso de la electricidad, convirtiendo esa energía eléctrica en calor.

La electricidad es la fuente de energía más cara de producir y de utilizar. Calentar una vivienda con este tipo de sistemas requiere una carga eléctrica importante y supone un gasto más elevado que otros métodos.

Para ahorrar con calefacción eléctrica, es importante saber que el precio de la energía varía según la hora del día, por lo que hay que aprovechar las franjas horarias más baratas.

Consejos para ahorrar en calefacción

En cualquier caso, existen formas universales de ahorrar a la hora de calentar una casa, independientemente del tipo de calefacción que se use:

  • Quitar el aire de los radiadores al menos una vez al año, cuando comienza el invierno.
  • Revestir la vivienda con alfombras, cortinas y persianas que actúa como una capa aislante.
  • No cubrir los radiadores o utilizarlos para secar ropa, ya que pierden gran parte de su potencial cuando hay un objetivo por encima.
  • Apagar siempre la calefacción en las habitaciones que no vayas a utilizar.
  • Bajar la temperatura de tu calefacción por la noche.
  • Aprovechar para abrir las ventanas lo más temprano posible cuando el calor en la vivienda sea mínimo.
  • Programar la calefacción para que se encienda solo cuando sea necesario.
  • Mantener la vivienda a una temperatura constante.
  • Sustituir tu caldera por una de bajo consumo.
  • Revisar el estado de la caldera con frecuencia, por lo menos, una vez al año antes de comenzar el invierno.

Esperamos que, con estos consejos, logres mantener una temperatura agradable en tu hogar sin desperdiciar energía y evitando que tu factura se dispare.

En ROMO Real Estate somos especialistas en todo lo relacionado con tu vivienda. Ponte en contacto con nosotros si crees que podemos ayudarte en algo más.

Contacta con nosotros

img

Neus Camós

¡Perseguir la excelencia es la clave para superarse! Gerente de Romo Real Estate, Agencia inmobiliaria en Santa Perpètua de Mogoda, Especialistas en dar valor a tu vivienda

Artículos Relacionados

Reformas para una vivienda eficiente y confortable

En España, existen numerosas viviendas antiguas que, debido a sus condiciones de mantenimiento y...

sigue leyendo
por Neus Camós

Cómo cambiar tu hipoteca de tipo variable por una de tipo fijo

Si hay algo que está en boca de todos en esta recta final del año, es la subida de tipos de...

sigue leyendo
por Neus Camós

Así trabajamos en ROMO Real Estate

En ROMO Real Estate nos distinguimos por la diferenciación. Diferenciación en nuestros servicios,...

sigue leyendo
por Neus Camós

Únete a la discusión